FANDOM


Imagen-animada-Dinosaurio-06

El Gallimimus fue un terópodo que apareció en el cretacico Superior. Tenía el cuello, la cola y las patas largas. Éstas última les permitía alcanzar grandes velocidades de 90 kilometros por hora.

CaracterísticasEditar

Su hocico era alargado y estaba formado por un pico desdentado similar al de un avestruz. Podía alimentarse de comidas tan variadas como plantas, insectos, pequeños animales y huevos de dinosaurio. De estos últimos se han hallado restos cerca de un ejemplar de Gallimimus, lo que sugiere que esos huevos fueron su última comida. En el maxilar superior tenía una especie de diente formado por el pico que era muy útil a la hora de cascar huevos. Como tenía unos grandes ojos grandes y colocados lateralmente, se cree que tenía una buena visión lateral que le permitía detectar a los depredadores. Las largas patas delanteras de este animal, terminadas en tres dedos con garras afiladas le permitían agarrar su comida y llevarla a la boca. Sus largas y musculosas patas traseras le permitían alcanzar la nada envidiable velocidad de 60 km/h, por lo que solía escapar a tiempo de los depredadores.

DietaEditar

Se cree que el Gallimimus era omnívoro, es decir que comía tanto plantas como pequeños animales.  Lo más probable es que su pico fuera tan efectivo para cortar hojas como para cazar animales pequeños. Se cree que su dieta consistía mayormente de insectos y gusanos, estos debieron darle toda la energía y nutrientes que necesitaba, porque al ser un corredor de gran tamaño necesitaba mucha energía para mantenerse vivo, es por esto que se cree que además de los insectos comía plantas.  Además tenía unas garras que le podían ayudar tanto a cortar fruta como a cavar en el suelo para encontrar huevos que seguramente enriquecían su dieta grandemente.  Los insectos

Gallimimus

que comía los podía encontrar en la tierra y en últimas fechas se ha descubierto que también pudo haber comido pequeñas criaturas acuáticas  debido a que las podía filtrar con su pico.

Historia Editar

Es un dinosaurio de relativamente reciente descubrimiento, los primeros restos se descubrieron en el Desierto de Gobi en 1970, su nombre lo recibió de Rinchen Barsbold, Halszaka Omólska y Ewa Riniewicz.  Este descubrimiento llevó a describir a la única especie de Gallimimus conocida el Gallimimus Bullatus. En descubrimientos posteriores se pensó que se había encontrado una segunda especie, sin embargo recientemente se le hizo un análisis completo y concluyeron que  no es un Gallimimus sino que es un dinosaurio diferente aún por describir.  En 2001 se encontraron huesos en el mismo desierto en el que se encontraron los primeros, estos restos fueron descubiertos por Peter J. Makivicky, este descubrimiento fue crucial porque se descubrió que con su pico podía filtrar pequeños animales en el agua, tal como lo hacen los flamencos.