Fandom

Wiki Prehistórico

Arctotherium

2.912páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios11 Compartir
Animal extinto
Arctotherium
Arctotherium.jpg
Largo aprox. 3,5 metros
Altura aprox. 2,2 metros
Peso aprox. 900 kg
Alimentación Carnívoro
Era(s) Hace entre 1,2 millones y 8.300 años, en el Pleistoceno y el Holoceno
Posible hábitat. Praderas y sabanas
Significado del nombre oso bestia
Destacados Enorme tamaño y grandes garras
Yacimientos Argentina Brasil y Colombia
Descubierto por Burmeister
Año de Descubrimiento 1879
Especies Arctotherium angustidens

Arctotherium bonariense Arctotherium brasilense Arctotherium latidens
Arctotherium tarijense Arctotherium vetustum Arctotherium wingei

El Arctotherium era el mayor oso de todos los tiempos, y uno de los mayores mamíferos carnívoros terrestres de todos los tiempos, acercándose al tamaño del Megistotherium en longitud pero el arctotherium era mas pesado. Al igual que su pariente norteamericano, el Arctodus, era el mayor depredador del lugar. Pesaba casi 1 tonelada, era más alto que un hombre adulto y cuando se erguía podía mirar a los ojos a un elefante africano. Debido a su gran tamaño, uno pensaría que no era muy rápido, pero sus patas eran muy largas y esbeltas, lo que indican que a pesar de su tamaño, era un corredor rápido que alcanzaba los 60 km/h. Usaba las enormes garras de sus patas delanteras pata golpear a sus presas hasta matarlas. Existen pruebas de enfrentamientos entre este monstruo y el Megatherium, en la que ambos animales podían morir desgarrados.

Arctotherium fue nombrado por Hermann Burmeister en 1879. Un espécimen de A. angustidens de Buenos Aires muestra un individuo estimado, usando el húmero, para pesar entre 983 y 2.042 kg (2,167 y 4,502 lb), aunque los autores consideran que el límite superior es improbable Y decir que 1,588 a 1,749 kg (3,501 a 3,856 lb) es más probable. Sigue siendo el oso más grande jamás encontrado y contendiente para el mamífero terrestre carnívoro más grande conocido. [3][4] Esto se ha atribuido a la competencia creciente de otros carnivorans que llegan o que evolucionan más adelante , tales como jaguares , leones o Smilodon , después de la dispersión temprana de osos de cara corta a Suramérica. Los carnívoros norteamericanos que invadieron América del Sur, incluyendo los osos de cara corta y Smilodon , rápidamente dominaron los nichos depredadores anteriormente ocupados por los especuladores metateros nativos de América del Sur y los carnívoros aviformes.

Los osos fósiles de América del Sur Editar

En América del Sur, existen registros de osos fósiles del género Arctotherium en Venezuela, Bolivia, Brasil, Uruguay, Chile y Argentina, con seguridad desde el Ensenadense (Pleistoceno inferior a medio; ca. 1,2 millones de años antes del presente) hasta el Lujanense superior (Pleistoceno Superior; ca. 11.350 años antes del presente) (Soibelzon, 2002, 2004).

Como ya fue mencionado, dentro del género Arctotherium se reconocen cinco especies, todas ellas (con la excepción de A. wingei) se registran en la Argentina y fundamentalmente en la región pampeana. Estos osos eran formas de gran tamaño, con masas que iban desde aproximadamente 300 a 1.200 kg según las especies y el sexo de los individuos. La especie del Ensenadense (Pleistoceno temprano a medio) es la que presentaba individuos de mayor tamaño, mientras que las especies del Bonaerense (Pleistoceno medio) y Lujanense (Pleistoceno tardío a Holoceno temprano) poseían tamaños relativamente menores.

Si bien aún no se ha podido determinar con precisión la dieta de cada especie extinta, el estudio de la morfología dentaria indica que probablemente predaban activamente sobre la diversa fauna de megaherbívoros pleistocénicos (mamíferos de gran tamaño ya extinguidos); por otra parte, las lesiones observadas sobre los dientes indican que también consumían los cadáveres de los animales muertos. Probablemente la cacería activa no haya sido la única vía de obtención de carne fresca, puesto que el gran poderío físico y la ferocidad inherente a todos los osos seguramente les permitía disputar el fruto de la cacería a otros grandes carnívoros del Pleistoceno (lo que se conoce como cleptoparasitismo) como el felino diente de sable. Por comparación con las especies actuales, puede inferirse que consumían también una gran variedad de alimentos tales como insectos y otros pequeños animales. Por último, muchos restos fósiles presentan caries relacionadas con el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono como las frutas o la miel.

El reciente hallazgo en las cercanías de Mar del Plata de una familia, compuesta por una hembra adulta y dos cachorros, de la especie A. angustidens dentro de una cueva excavada en sedimentos asignables al Ensenadense (Soibelzon et al., 2001, 2009) indica que probablemente esa especie utilizaba cuevas como refugio. Esto no implica que los osos excavaran las cuevas, sino que probablemente utilizaban las excavadas por otros mamíferos; probablemente edentados extintos como Glossotherium y Scelidotherium (Vizcaíno et al., 2001).

Aunque no se posee evidencia directa, no se descarta la posibilidad de que estos osos hayan convivido con el hombre, ya que los registros más recientes de osos del género Arctotherium (aproximadamente 11.210 años C14 antes del presente; Prevosti et al. en prensa y 11.600  130 años C14 antes del presente Ubilla y Perea, 1999) son coetáneos con los registros más antiguos aceptados de presencia humana en América del Sur (aproximadamente 11.500 años C14 antes del presente).

La extinción de este grupo diverso y bien establecido en América del Sur, puede vincularse primariamente a la desaparición de los megaherbívoros, sus principales presas, pero también puede estar relacionada con los dramáticos cambios ambientales de fines del Pleistoceno y posiblemente con la presión de caza ejercida por el hombre. La posibilidad de que los paleoindios hubiesen cazado osos fue materia de discusión en los círculos científicos durante años, pero recientemente Mather (2002) dio a conocer el hallazgo de varios enterramientos rituales de gran cantidad de osos en América del Norte. Sea cual fuere la causa de desaparición de estos osos, lo cierto es que dejaron de existir, desde al menos ca. 10.300 años antes del presente en las pampas argentinas.

En Centro América Editar

El arqueólogo subacuático Guillermo de Anda Alanís, de la Universidad Autónoma de Yucatán, determinó cuatro cráneos provenintes de una cueva como Arctotherium, pero esto fue discutido por los especialistas Leopoldo Soibelkzon y Blaine Schubert quienes determinaron los restos como Arctodus (oso de rostro corto norteamericano).

La inmigración de los osos a Sudamérica Editar

América del Sur se mantuvo aislada de los otros continentes durante la mayor parte del Cenozoico. El aislamiento finalizó hace unos 3,1 a 2,8 millones de años, con la desaparición de la barrera marina que existía entre el noroeste de Colombia y el sur de Panamá (Coates y Obando, 1996). Luego del establecimiento del istmo de Panamá, se produjo un evento de intercambio faunístico entre América del Norte y América del Sur conocido como Gran Intercambio Biótico Americano o GABI. La mayor parte de las familias del orden Carnivora arribaron a América del Sur durante este evento.

En América del Sur, donde no existían hasta ese momento carnívoros placentarios (félidos, cánidos, úrsidos, etc.), los inmigrantes holárticos experimentaron una gran radiación adaptativa que resultó en la aparición de nuevos géneros y especies.

Entre los inmigrantes, los osos tremarctinos se diversificaron en América del Sur durante el Pleistoceno y, excepto una especie, se extinguieron a finales del Lujanense (Pleistoceno tardío). El único Tremarctinae superviviente, el oso de anteojos, vive actualmente en las cordilleras del oeste de América del Sur. No se tiene certeza sobre la participación o no de esta especie en el Gran Intercambio ya que, hasta el momento, no ha sido registrada en estado fósil en ninguna de las Américas. Esto resulta llamativo, ya que la otra especie del género (T. floridanus) se registra en el sur de América del Norte y en América Central desde el Plioceno hasta el Pleistoceno tardío.

Por último, la falta de registro fósil y actual en América del Sur de osos de la subfamilia Ursinae (oso grizzly, negro, polar, etc.) es otra cuestión interesante desde que estos osos se encuentran ampliamente distribuidos en el mundo y ya se encontraban en América del Norte cuando los tremarctinos pasaron el puente entre ambos continentes.

Comienza un tema Hilos del foro sobre Arctotherium

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar