FANDOM


Lo más destacable del Anserimimus eran sus potentes brazos, provistos de una fuerte musculatura. Las patas traseras terminaban en unas garras planas a modo de pezuña. Su hocico, que tenía aspecto de pico, carecía de dientes. El Anserimimus se alimentaba de todo lo que encontraba: insectos como las termitas, bayas, hojas, mamíferos y huevos de dinosaurios. Si le atacaban, corría a gran velocidad sobre sus fuertes patas traseras.