FANDOM


Animal extinto
Albertosaurus
Albertosaurus2.jpg
Largo aprox. 9 metros
Altura aprox. 3 metros
Peso aprox. 2,5 toneladas
Alimentación Carnívoro
Era(s) Entre hace 71 y 68 millones de años, en el Cretácico
Significado del nombre Reptil de Alberta
Destacados Cabeza grande, cola larga y brazos cortos
Descubierto por Osborn
Año de Descubrimiento 1905
Especies Albertosaurus sarcophagus

Albertosaurus arctunguis

Albertosaurus (en griego, "lagarto de Alberta") es un género de dinosaurio terópodo tiranosáurido que vivió en el oeste de Norteamérica a finales del período Cretácico, hace más de 70 millones de años.

Han sido descubiertos fósiles de más de 30 individuos, permitiendo a los científicos un conocimiento más detallado de la anatomía de Albertosaurus que la que se tiene de otros tiranosáuridos. El hallazgo de 26 individuos juntos en un sitio, señala evidencia de comportamiento en grupos y permite estudios de su biología del desarrollo, imposibles con animales menos conocidos.

Descripción

Al ser un tiranosáurido, los albertosaurios fueron depredadores bípedos con una gran cabeza, mandíbulas provistas de docenas de grandes dientes y pequeñas "manos" de dos dedos. Pudo haber sido el mayor depredador en la cadena alimenticia de su ecosistema local. Aunque sea relativamente grande para un terópodo, Albertosaurus era mucho más pequeño que su famoso pariente Tyrannosaurus, probablemente pesando tanto como un rinoceronte negro moderno.

Albertosaurus era de menor tamaño que los gigantescos tiranosáuridos más conocidos como Tarbosaurus y Tyrannosaurus. Los adultos alcanzaban aproximadamente 9 metros de largo, mientras que algunos individuos, los de mayor edad, habrían alcanzado los 10 metros. Varias estimaciones independientes sobre su masa, obtenidas mediante diferentes métodos, sugieren que un Albertosaurus adulto habría pesado entre 1,3 y 1,7 toneladas.
TamañoAlbertosaurus.png
Todos los tiranosáuridos, incluyendo a Albertosaurus, compartían una apariencia corporal similar típica para un terópodo. 

Albertosaurus era bípedo y balanceaba su pesada cabeza y tronco con una larga cola. Sin embargo, los miembros delanteros de los tiranosáuridos eran extremadamente pequeños para su tamaño y tenían solamente dos dedos. Los miembros traseros eran largos y terminaban en un pie de cuatro dedos. El primero de estos dedos era muy pequeño y se ubicaba en la parte posterior y sólo los otros tres se apoyaban en el suelo, con el dedo medio más largo que los demás. Albertosaurus puede haber podido alcanzar velocidades de 11 a 13 metros por segundo (40 a 48 km/h).6 Al menos para los individuos juveniles, mas pequeños, mayores velocidades serian posibles

Cráneo y dientes

Albertosaurus cráneo.jpg

El enorme cráneo de Albertosaurus, sostenido por un cuello corto con forma de S, medía aproximadamente un metro de largo en los adultos más grandes. Poseía unas amplias aberturas denominadas fenestras temporales, que reducían el peso de la cabeza, y proporcionaban áreas para la inserción de músculos y órganos sensoriales. Por encima de los ojos tenía pequeñas crestas óseas que pueden haber tenido un color brillante en vida y ser utilizadas en el cortejo para atraer a su pareja.

Sus largas mandíbulas contenían más de sesenta dientes ligeramente curvados, muchos en comparación a los tiranosáuridos más grandes que poseían menos dientes. A diferencia de la mayoría de terópodos, los tiranosáuridos tenían dentición heterodonta, es decir los dientes presentan diferentes formas dependiendo de su posición en la boca. Los dientes premaxilares, en el extremo del maxilar superior eran mucho más pequeños que el resto, compactos y con sección en forma de D.

Al igual que en Tyrannosaurus, los dientes del maxilar de Albertosaurus estaban adaptados en forma general para resistir las fuerzas laterales ejercidas por la lucha con una presa. La fuerza de la mordedura de Albertosaurus era menos formidable, sin embargo; la fuerza máxima ejercida por los dientes posteriores llegaba a 3413 newton.

Patas

Sus patas traseras tenían tres grandes garras, una en cada dedo, y además, en el cuarto dedo del pie, que apuntaba hacia atrás, tenía una pequeña garra curvada. Sus patas delanteras eran débiles, pero podían levantar 170 kilogramos, aunque la mayor parte de su fuerza proviene de los potentes músculos pectorales. Sus manos terminaban en dos pequeños dedos con garras de 5 cm de longitud. Usaba las patas delanteras para agarrar a la presa y como ayuda al levantarse.

Técnica de caza

Aunque era más pequeño, el Albertosaurus era más rápido que el Tyranosaurus debido a sus largas y musculosas patas traseras, que le daban una velocidad punta de 45 km/h. Acechaba a los herbívoros de gran tamaño gracias a su camuflaje y atacaba a toda velocidad con las fauces abiertas de par en par, por lo que la presa tenía suerte si lograba escapar a tiempo, y si no escapaban, el Albertosaurus atacaba ferozmente con las mandíbulas y las potentes garras de las patas traseras, hasta que la presa estaba suficientemente débil para poder matarla de un solo mordisco letal en el cuello. A veces cazaban en pequeños grupos a una gran manada de hadrosaurios, y para atacarlos, un ejemplar se lanzaba hacia ellos, y los herbívoros se ponían a correr como locos, entonces parecían el resto de Albertosaurus de la maleza y sorprendían a unos cuantos.

Paleobiología

Como muchos otros tiranosáuridos, Albertosaurus ha sido estudiado exhaustivamente a través de diversos especímenes diferentes, permitiendo estudios detallados sobre su vida y proporcionando evidencias sobre su comportamiento.

Patrones de crecimiento

Gráfico Crecimiento Tyrannosauridae.png

Casi la totalidad de las edades de Albertosaurus están representadas en el registro fósil. Por medio de estudios histológicos de los huesos se puede determinar casi siempre la edad de un individuo en el momento de su muerte, permitiéndonos así estimar los ritmos de crecimiento y compararlos con los de otras especies. Recientemente ha sido hallado un fósil de Albertosaurus de dos años de edad, el más joven hallado hasta el momento, que debió pesar cerca de 50 kilogramos y medir 2 metros de largo. Otro espécimen de la misma cantera es el más viejo, teniendo alrededor de 28 años de edad y unos 10 metros de largo. Un espécimen de 24 años de edad de la colección del Museo Tyrrell de Paleontología habría pesado aproximadamente 1,14 toneladas. Sin embargo, otro individuo de 1,28 toneladas, que se encuentra en la colección del Museo Americano de Historia Natural tenía 22 años de edad cuando murió. Cuando se estudian especímenes de edad y tamaño intermedios, representándose su curva de crecimiento, obtenemos una gráfica en forma de S, donde la mayor tasa de crecimiento se produce en un período de 4 años, que finaliza alrededor de los 16 años, como se observa en otros tiranosáuridos. La tasa de crecimiento durante esta fase se estima en un aumento de 122 kg por año. Otros tiranosáuridos de tamaño similar muestran un ritmo de crecimiento parecido, pero el ritmo es mucho más bajo que el de Tyrannosaurus, el cual crecía casi ocho veces más rápido (601 kg por año) durante esta fase de crecimiento. Albertosaurus parece alcanzar la madurez esquelética, a los 16 años de edad, la misma está marcada por el fin de la fase de rápido crecimiento, que al parecer también era la edad donde alcanzaba su madurez sexual, sin embargo el crecimiento continuaba a un ritmo lento a lo largo de la vida de los animales. El alcanzar la madurez sexual cuando el crecimiento todavía es activo parece ser una característica compartida entre dinosaurios pequeños y grandes así como en mamíferos grandes tales como seres humanos y elefantes. Este patrón de maduración sexual relativamente temprana se diferencia llamativamente del patrón en los pájaros, que retrasan su madurez sexual hasta después de que hayan acabado el crecimiento

Comportamiento en Manada

La capa de huesos del Albertosaurus descubierta por Barnum Brown contiene los restos de entre 10 a 26 individuos; la mayor cantidad de individuos encontrados en una locación de cualquier terópodo grande del Cretácico, y la segunda mayor cantidad de cualquier dinosaurio terópodo grande detrás de los Allosaurus. El grupo estaba compuesto por un solo adulto mayor, 8 adultos entre 17 y 23 años, 7 sub-adultos que se encontraban en la fase de crecimiento rápido de entre 12 y 16 años y 6 ejemplares juveniles de entre 2 y 11 años, que aún no habían entrado en esta fase.

Paleoecología

Todos los fósiles identificables como A. sarcophagus son conocidos de la Formacion Cañon Horseshoe (más información sobre el ambiente de la Formación a finales del Cretácico, dándole click al enlace)

Paleopatología

En 2009, los investigadores propusieron la hipótesis de que los agujeros de bordes lisos que se encuentran en las mandíbulas fósiles de tiranosáuridos como Albertosaurus fueron causadas por un parásito similar al Trichomonas gallinae que infecta a las aves. Ellos sugirieron que los tiranosáuridos se transmitían la infección al morderse unos a otros.

En 2010 se realizó un informe sobre la salud de los Albertosaurus de Dry Island. La mayoría de las muestras no mostró ningún signo de enfermedad. En tres falanges de los pies aparecieron espolones óseos extraños, que consta de osificación anormal de los tendones, los llamados entesofitos, estuvieron presentes, su causa desconocida. Dos costillas y un segmento del vientre mostraba signos de fractura y curación. Un ejemplar adulto tenía en la mandíbula inferior izquierdo una herida de punción y dos marcas de la mordedura curadas y sin curar.

Descubrimiento e historia

9734752-vista-del-valle-del-rio-red-deer.jpg

Vista del río Red deer, el lugar donde se hallaron los primeros restos

A comienzos de la década de 1890, se descubrieron en el río Red deer, Alberta, dos cráneos incompletos de grandes terópodos. En 1892, E. D. Cope los denominó Laelaps, pero más adelante Lawrence Lambe los transfirió al género Dryptosaurus, establecido por O. C. Marsh. No obstante, en su reseña de grandes terópodos, publicada en 1905 por H. E. Osborn, catalogó estos especímenes bajo el nombre de Albertosaurus sarcophagus.

El conocimiento de este dinosaurio mejoró considerablemente en 1913, año en que C. H. Sternberg descubrió un esqueleto , muy bien conservado, de un gran dinosaurio terópodo cerca de Berry creek, bastante cerca del río Red deer. Los restos comprendían un gran cráneo apenas intacto y gran parte del esqueleto postcraneal, entre estos restos estaban un brazo. Nombraron al esqueleto Gorgosaurus libratus. En 1917 Lambe publicó la primera reconstrucción del esqueleto. Resultó ser un terópodo algo menor que el Tyrannosaurus, aunque de proporciones muy similares. En ese momento no se le relacionó directamente con el Tyrannosaurus, ya que en su reconstrucción del esqueleto, Osborn le dio al Tyrannosaurus una mano tridáctila. El esqueleto del Gorgosaurus se asemejaba al del Tyrannosaurus en que ambos terópodos eran depredadores corpulentos, de estructura pesada, cráneo imponente, brazos cortos y patas traseras firmes y robustas como columnas, terminadas en pies similares a las de las aves. Pero la pelvis del Gorgosaurus se diferencia de la del Tyrannosaurus en la forma del pubis, que indica que el Gorgosaurus sería un corredor más activo que el Tyrannosaurus.

En 1970, Dale Russell efectuó una reseña de los grandes terópodos de Canadá occidental y llegó a la conclusión de que los dos cráneos de Albertosaurus y el esqueleto de Gorgosaurus eran casi idénticos. Así, derivó Gorgosaurus libratus a Albertosaurus, llamándolo Albertosaurus libratus. Otro esqueleto casi completo hallado en 1923 fue llamado Gorgosaurus sternbergi fue redefinido como un ejemplar joven de Albertosaurus libratus. Las diferencias entre Gorgosaurus sternbergi y Albertosaurus libratus eran su tamaño (el primero era un 60% más pequeño que el segundo), mandíbulas y hocico más delgadas, órbitas oculares más redondas, suturas craneales sin consolidar y patas traseras más largas. Todos estos rasgos son típicos de individuos jóvenes. Basándose en esto y en los restos craneales de Albertosaurus hallados en Canadá, pudo estimar como sería un joven de Albertosaurus. También publicó en su estudio que Albertosaurus sarcophagus provenía de Albertosaurus libratus, debido a la distinta edad de las rocas en que se encontraron.

Más tarde, recientemente, se separó a las especies de Gorgosaurus del Albertosaurus, y se sugirió que Albertosaurus era un descendiente del Gorgosaurus.

Galería

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar